03/05/2018 | 1500

Juventud, a ganar la calle

Para derrotar las reformas laboral y educativa, para conquistar el aborto legal

El Congreso Nacional de la Unión de Juventudes por el Socialismo se realizará los días 12 y 13 de mayo en la ciudad de Rosario, en ocasión del Congreso de la Federación Universitaria Argentina (FUA). La convocatoria de la UJS reunirá a miles de estudiantes, jóvenes trabajadores y activistas de las diferentes provincias del país, en un cuadro de reanimamiento de la movilización juvenil. La ofensiva del gobierno de Macri y los gobiernos provinciales contra los institutos terciarios desató una verdadera rebelión estudiantil, desde Mendoza a la Ciudad de Buenos Aires, pasando por Jujuy, Rosario y Tierra del Fuego. Junto a los terciarios, comienza a hacerse sentir la huelga de los docentes universitarios, que preparan nuevos paros para la próxima semana. El otro gran eje de este ascenso es la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, que se abre paso en establecimientos educativos de los puntos más distantes del país, incluyendo cada vez más a los propios colegios confesionales.


La FUA que quiere Macri



La federación nacional es la gran ausente en este movimiento. Su congreso se reducirá a votar una conducción, completamente al margen de estas peleas de la juventud. Pero Franja Morada debió tomar nota de la situación convulsiva. Desplazando a la actual presidenta de la FUA y diputada de Cambiemos, Josefina Mendoza, buscará recuperar un margen para maniobrar frente a la movilización juvenil. Como se demostró en la reciente crisis de las tarifas, la política de la UCR es hacer viable los golpes a las masas, evitando que los planes del gobierno queden truncados por la reacción popular. El gobierno para el cual trabaja Franja Morada tiene una agenda de fuertes ataques a la juventud, empezando por la propia reforma laboral. Tras los subsidios a McDonald’s para contratar jóvenes por el salario mínimo, llegan ahora las “pasantías formativas” que habilitarán a trabajar en empresas a cambio de “asignaciones estímulo” no remunerativas. Esta línea precarizadora envuelve al conjunto de la reforma del sistema educativo, que el gobierno quiere reducir y orientar a carreras cortas y descalificadas siguiendo las exigencias de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Los rectores -es decir, los mandantes últimos de la Franja- ya dieron su aval para esta contra-reforma y esperan exportarla a todo el continente en la Conferencia Regional de Educación Superior (Cres) convocada para junio en Córdoba.


Operativo de contención



Para desarrollar una lucha a fondo contra los ataques del gobierno, el movimiento de la juventud tiene el desafío de superar el operativo de contención dispuesto por la oposición colaboracionista. El PJ, que fue determinante a la hora de aprobar las reformas macristas en el Congreso, pretende resurgir de sus cenizas a caballo del creciente descontento popular. Tras las jornadas de diciembre, la burocracia sindical ensayó nuevos rejuntes junto al kirchnerismo y las organizaciones ligadas al papa Bergoglio bajo la consigna “hay 2019”, una pantalla para dejar pasar el “ajuste 2018”. Este salvataje a la ofensiva oficial tendrá su expresión en el Congreso de la FUA en el frente “anti-Macri/anti-Franja” que buscarán encabezar la JUP y el MNR. La Cepa y Patria Grande y otros grupos kirchneristas harían de furgón de cola de este engendro, dándole un barniz “anti-macrista” a lo que es su lisa y llana integración al régimen universitario. No hay que olvidar que fue el kirchnerismo el que rescató a las camarillas de Franja Morada del asedio de la movilización estudiantil y gobernó doce años aplicando a raja tabla la LES menemista.


La lucha es ahora



El Congreso Nacional de la UJS ofrecerá a la juventud una perspectiva independiente, para desarrollar a fondo su lucha contra los ataques oficiales. La pelea debe ser ahora y por eso nuestra consigna es la “unidad obrero estudiantil para derrotar a Macri y los gobernadores”. En el Congreso de la FUA apuntaremos a articular un bloque independiente,que pelee por un plan de lucha nacional del movimiento estudiantil junto a los docentes. Propondremos a todas las federaciones, centros y agrupaciones combativas la organización de una “contra-cumbre” a la Cres de los rectores. Nos organizaremos para seguir expandiendo la movilización de los terciarios, enfrentando los intentos de subsumirla a las negociaciones en curso entre el macrismo y la burocracia de Ctera. Vamos a multiplicar las convocatorias por el derecho al aborto legal y a la educación sexual en las escuelas, denunciando los intentos del gobierno y el Vaticano de cercenar estos reclamos al máximo posible. A 100 años de la Reforma Universitaria y a 50 del Mayo Francés, sólo la izquierda socialista y revolucionaria puede hacer una convocatoria de este tipo, reivindicando el método histórico de la unidad obrero-estudiantil como una estrategia política presente. El Congreso Nacional de la UJS es un llamado a barrer con la burocracia sindical y sus correlatos en el movimiento estudiantil, para derrotar los ataques en curso y abrir una nueva realidad política bajo la iniciativa de los trabajadores, las mujeres y la juventud.

También te puede interesar:

La película de Andrea Testa recoge impactantes testimonios sobre la violencia intrafamiliar e institucional y los efectos de la clandestinidad del aborto.
Este pichón de González Fraga fue avalado por todos los bloques del Concejo.
El instructivo gubernamental de interrupción del embarazo con medicamentos, el negocio del misoprostol y la clandestinidad que continúa.