07/08/2020

Fiscal Terán: un magistrado fascistoide y misógino

Avalado por el poder político y el sistema judicial.
Por Corresponsal Plenario de Trabajadoras Neuquén

El Fiscal es la expresión emergente, derechista y machista, de un Estado que cumple con su pensamiento.

Las últimas declaraciones del fiscal Jefe de Cutral Có, Santiago Terán, han tomado rápidamente repercusión nacional, cuando señaló que ante casos de violencia de género “las mujeres debían portar armas de fuego” para resolver con un tiro en la cabeza a quien intentan matarlas. También mencionó que las mujeres que recurrentemente sufren violencia son “débiles mentales”.

Este tipo de actitudes son habituales en el Fiscal. Recientemente Sejun (el sindicato de trabajadores judiciales) lo denunció por “gritarle y sacar a empujones de su lugar de trabajo a una compañera”. Ya había sido denunciado en mayo pasado por otro hecho similar.
Además se ha manifestado muchas veces como partidario de la pena de muerte y de la intervención de Gendarmería “casa por casa”.

El Fiscal es la expresión emergente, derechista y machista, de un Estado que cumple con su pensamiento, pero que se escandaliza por sus declaraciones, sobre todo, solo si tienen gran trascendencia mediática.

El fiscal General, José Gerez, que promete impulsar un jury contra el Fiscal Terán, ya prometió lo mismo en las denuncias realizadas por Sejun. Pero son solo disparos de salva para tranquilizar las aguas, Terán, finalmente, expresa sin filtros, lo que el sistema judicial tiene como doctrina “civilizada”.

Esta vez, la trascendencia nacional y la violencia ejercida en vivo contra la periodista Luli Trujillo de C5N, abren la posibilidad de sanciones a pesar del MPN, quien posiblemente lo mande a cuarteles de invierno a esperar su jubilación en el 2021.

Décadas de impunidad

El currículum vitae de Terán en misoginia es de larga data.

Ya en 1996 este personaje fue denunciado en Prensa Obrera, durante el Cutralcazo, por intimar a la jueza Beatriz Martínez para abrir causas penales contra la pueblada. En el 2006 reclamo prisión perpetua contra Itatí Moreira por dar a luz un bebe que luego abandonó.

El año pasado fue separado de la causa del asesinato de Luciano Fuentes por sus declaraciones sobre Gendarmería y la pena de muerte.

La presencia de Terán como jefe de fiscales de la localidad de Cutral-Có  tiene décadas de actuación y delinea toda una orientación machista y patriarcal de la justicia.  Que el jefe de fiscales impulse la autodefensa para mujeres víctimas de violencia de género es quitar responsabilidad al Estado burgués y revictimiza a la víctima por no actuar por sus propios medios para defenderse. Al mismo tiempo, oficializa los límites de las leyes e instituciones del régimen social capitalista en materia de violencia de género y refuerza la posición que levanta el movimiento de mujeres sobre la responsabilidad estatal ante los crecientes femicidios y casos de violencia de género.

Desde el Plenario de Trabajadoras y el Partido Obrero reclamamos la destitución efectiva de Terán y nos pronunciamos por la elección popular de jueces y fiscales con cargos revocables. Reforzamos la necesidad de la lucha por un Consejo Autónomo de mujeres, independiente del Estado y elegido por el voto de mujeres y con cargos revocables.