07/08/2020

“No había mejor bolchevique”: Trotsky toma su puesto de combate en el partido de Lenin

Escenas de la vida de León Trotsky (IV); a 80 años, la actualidad de la lucha por el socialismo
Por

Al estallar la revolución de febrero que terminó con el gobierno zarista de Nicolás II, Trotsky estaba viviendo en Nueva York. En cuanto pudo, se subió a un barco noruego para emprender el regreso a Rusia, con la necesidad urgente de intervenir en el proceso abierto para llevarlo a la conquista del socialismo. Sin embargo, sería interceptado en una parada en Halifax, Canadá por la policía británica que lo tuvo más de un mes en un campo de concentración con prisioneros de guerra alemanes y otros presos.

En su memoria Mi Vida, Trotsky recuerda que cuando en mayo ya está pudiendo cruzar a Rusia y logra hacerse de un diario sobre la incorporación de los mencheviques y socialistas revolucionarios al gobierno provisional burgués que mantenía al país en la primera guerra mundial “para mí quedaba perfectamente definida la ubicación de los grupos políticos. Desde el primer día comprendí que era necesario combatir definitivamente a los mencheviques y los narodniki [populistas, el partido socialista revolucionario] en alianza con los bolcheviques.”

En Rusia fue recibido por una delegación de bolcheviques e interancionalistas unidos, el grupo del escritor Máximo Gorki. En cuanto llegó a Petrogrado pronunció un discurso sobre la necesidad de avanzar a una segunda revolución. Sus conceptos empalman fuertemente con los planteos que Lenin habían planteado un mes y medio antes a su regreso del exilio. Sus Tesis de Abril habían sido el instrumento de orientar al Partido Bolchevique hacia la estrategia de resolver el doble poder existente entre los soviets obreros y el gobierno provisional con una revolución obrera inmediata.

Trotsky toma la dirección al llegar a Rusia de la organización interdistrital de socialdemócratas, o mezhraiontsy, que pugnaban por la unidad del partido escindido entre bolcheviques y mencheviques, posición que Trotsky había sostenido largamente pero que quedó superada por los realineamientos producidos por la política a tomar frente a la revolución.

La aproximación a los bolcheviques se consagraría en la fusión de los meyaronsti con el Partido Bolchevique en su VI Congreso en Julio. Trotsky no pudo asistir por estar preso por el gobierno provisional luego de las manifestaciones armadas con consignas bolcheviques en Petrogrado conocidas como las jornadas de julio. Lenin tampoco estaba, habiéndose colocado en la clandestinidad para no ser detenido.

Dos meses antes del levantamiento de octubre Trotsky escribía un documento sobre la caracterización del lugar de la revolución rusa en relación a la revolución internacional como respuesta a la guerra imperialista, que cerraba: La revolución permanente contra la permanente matanza. El documento fue impreso el 7 de septiembre por el órgano central del partido como folleto. Las diferencias que habían tenido Trotsky y Lenin, tanto sobre la dinámica de la revolución rusa y el problema del partido, habían sido resueltas al calor del avance de la revolución.  Lenin afirmó que una vez que Trotsky se convenció de la imposibilidad de unificar las dos ramas escindidas de la socialdemocracia rusa, «no hubo mejor bolchevique que él».

Leer los episodios I, II y III de esta serie.

En esta nota

También te puede interesar: