08/08/2020

Una década de luchas de los tercerizados ferroviarios

Especial aniversario Mariano Ferreyra.
Por

El crimen de Mariano Ferreyra, que puso de manifiesto un entramado de negocios entre capitalistas, la burocracia sindical y el Estado sobre la base de la superexplotación de trabajadores del ferrocarril, fue parte de una lucha por el pase a planta permanente y el fin del fraude laboral montado a través de las empresas tercerizadas.

Tras el asesinato de nuestro compañero, el gobierno nacional, liderado en aquel entonces por Cristina Fernández de Kirchner, se “comprometió” a otorgar el pase a planta permanente de todo el personal tercerizado, que superaba los 3.000 trabajadores. Esto constituía una conquista arrancada con una lucha que se fusionaba con la enorme batalla que dimos por meter preso a los responsables políticos y materiales de Mariano.

Sin embargo, esa medida, que no se cumplió completamente, no fue el fin del entramado de tercerizaciones que aún subsiste en todos los ferrocarriles. Las luchas que se desenvolvieron en esta década lo ponen de manifiesto. Solo alcanza con tipear la palabra “tercerizados” en el buscador de Prensa Obrera para acceder al registro de artículos que comprueban esta afirmación.

Las luchas de los tercerizados: de Fernández a Macri y de Macri a Fernández

Los primeros seis meses que siguieron al ataque criminal de la patota pedracista fueron meses de movilizaciones por la exigencia del pase a planta permanente de todos los tercerizados. El pase a planta fue masivo, cerca de 3.000 ferroviarios, sin embargo hubo unos centenares de trabajadores que no fueron incluidos, e incluso muchos fueron despedidos.

La mención de los conflictos de los “nuevos tercerizados” pinta un panorama en el que no solo se mantuvo el fraude laboral con trabajadores cobrando la mitad del salario por las mismas tareas que realizan los ferroviarios de planta, sino que demuestra una política de reconstrucción por parte del kirchnerismo del negocio de la tercerización. La burocracia sindical pedracista, ya sin Pedraza, siguió siendo cómplice del Estado y las patronales frente a este negociado de superexplotación y precarización laboral.

En 2012 los tercerizados de la empresa JB, del ferrocarril Sarmiento, que habían sido contratados en 2011, se movilizaban por el pase a planta de 50 trabajadores, y contra el despido arbitrario de sus dos delegados, enfrentando un enorme despliegue de la Gendarmería de Berni. En 2013 la Coordinadora de Tercerizados Ferroviarios, organizada por la Agrupación Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra e integrada por trabajadores de diferentes líneas, iba a cortes de vía y acciones de lucha en el Roca, el Mitre y el Sarmiento, por la reincorporación de 200 compañeros despedidos y el pase a planta permanente de todos, mientras denunciaban la existencia de 2.000 tercerizados en los ferrocarriles, desmintiendo al reprivatizador Florencio Randazzo.

En 2014, los tercerizados de “seguridad” de los ferrocarriles San Martín y del Mitre desataron una lucha contra despidos masivos y en reclamo del pase a planta, también con la colaboración de nuestra agrupación.

Durante el gobierno macrista siguieron surgiendo conflictos en los diferentes ferrocarriles: en el San Martín contra despidos, en el Sarmiento con el despido de un centenar de trabajadores de la empresa Pertenecer, los despidos en CI5 también en el ferrocarril Sarmiento y los despidos de los trabajadores de MCM del ferrocarril del Sarmiento y del Roca, en un ataque antisindical alevoso.

En el Roca, los tercerizados de seguridad de MCM lograron organizarse sindicalmente y realizar una elección de delegados luego de afiliarse masivamente a un sindicato de seguridad. El mismo día de la elección son despedidos 10 trabajadores, entre ellos todos los delegados electos. Actos, movilizaciones y una fuerte campaña sobre los ferroviarios de planta y tercerizados, durante todo el 2019, fueron parte de la lucha que dieron estos compañeros con la colaboración de nuestra agrupación. En el terreno legal fue reforzada con los fallos de reinstalación a sus puestos de trabajo. La empresa Trenes Argentinos, cuyo directorio integraban funcionarios macristas y burócratas de la Unión Ferroviaria, no hizo cumplir el fallo judicial a la empresa MCM que le “brinda” el servicio de seguridad.

La llegada al gobierno de los Fernández impulsó el reclamo de los tercerizados, uniendo en la lucha a 40 extrabajadores de la empresa Pertenecer, despedidos en 2017 del Sarmiento, con los delegados y trabajadores despedidos de MCM. Una movilización conjunta al Ministerio de Trabajo, a fines de diciembre del 2019, recién asumido Fernández, fue parte de una serie de acciones y cortes de vía, con un resultado parcial. Los compañeros de Pertenecer lograron ser reincorporados en calidad de tercerizados y bajo el convenio de maestranza, aunque realizan tareas ferroviarias; mientras que los delegados de MCM del Roca siguen afuera, a pesar de los fallos judiciales de reinstalación. El gobierno de los Fernández mantiene el esquema de las tercerizaciones en todas las líneas, incluso a las empresas como MCM que desconoce los fallos judiciales, avalando la persecución sindical. Es que el gobierno no quiere otro proceso de organización y lucha por el pase a panta permanente cuando viene de firmar un acuerdo colonial con los acreedores internacionales. Lejos del reconocimiento de los derechos laborales, la línea del gobierno es avanzar con la reforma laboral y el ajuste, el ataque a los salarios y condiciones de trabajo.

Durante la cuarentena, los tercerizados de MCM reclamaron los elementos de prevención con un paro parcial de actividades y el reclamo de testeos frente a un caso confirmado de Covid-19, lo que desencadenó en una concentración en el hall de Plaza Constitución.

Por otra parte, las muertes de dos trabajadores de la empresa Murata por Covid-19 -uno que fue obligado a trabajar siendo grupo de riesgo y otro sin tener acceso a elementos de higiene- hablan de la impunidad con la que actúan las tercerizadas, que desprecian la vida de los trabajadores. La empresa Trenes Argentinos y el Ministerio de Transporte no tomaron ninguna medida ante este hecho criminal, siendo parte responsable del mismo. Gabriel Solano, legislador de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por el PO y el Frente de Izquierda-Unidad, presentó un pedido de informes a Larreta por la situación de esta empresa con contratos con CABA.

También se registraron reclamos salariales de trabajadores de contratistas de obra, como Edimat y Montelec, en el ferrocarril Roca.

Las luchas de los tercerizados, de los trabajadores y de Mariano

Este recorrido por las luchas de los trabajadores ferroviarios tercerizados, en la última década, resalta la vigencia de la lucha contra la precarización laboral de la que Mariano participó, y en la que la Agrupación Causa Ferroviaria Mariano Ferreyra (Lista Gris) siguió y seguirá estando fuertemente comprometida. Es la batalla contra un negociado de subsidios y superexplotación, dominado por el Estado, sus funcionarios y las empresas de sus capitalistas amigos, siempre contando con la complicidad de la burocracia sindical que aún está enquistada en la Unión Ferroviaria con Sergio Sasia a la cabeza, y en los otros sindicatos ferroviarios.

Mariano, seguimos tu lucha contra la precarización, y por el pase a planta permanente de todos los tercerizados; por la expulsión de la burocracia sindical de todos los sindicatos. Por la destrucción de este régimen social explotador y por el gobierno de los trabajadores.

En esta nota

También te puede interesar: